Seguidores

25 de septiembre de 2016

...

I hope that someday I could finally
 see you. And maybe have the
 occasion to hold you in my arms.

Me pregunto qué dolerá más; la indiferencia de esa persona que alguna vez significó el mundo entero para ti, o el hecho de saber que le diste un lugar tan importante en tu vida a alguien que simplemente nunca lucharía por ti.

24 de septiembre de 2016


"Y cuando más te duela el corazón,
resiste, ten fuerza. Sopórtalo todo 
y ponle cadenas a esos instintos
masoquistas. Aguanta un poco más,
sólo un poco más, porque cuando más
duele siempre está a punto de
sanar." 


Call it "X"

Llámalo "X".
"X" es un sentimiento, un estado, una nueva filosofía de vida.
Si "X" se desvía, lo demás se desvía. Pero no se va a la deriva, pues continúa con vida.
"X" es una sonrisa. De esas que alegran el día. Esas que te calman la vida.
Si "X" se estremece, tú lo das todo para que esté bien.
"X" eres tú, "X" soy yo. "X" somos todos rodeados de la calma que nos proporciona respirar con tranquilidad.

Llámalo "X".
"X" es una brisa fresca, un estado mental. Algo Zen.
"X", en realidad, es vivir hoy, no mañana. Es ahora, es tranquilidad. Porque "X" es paz y yo he sabido dominar mi estado mental.

Ella intenta hacerlo todo bien. Desde que abre los ojos hasta que los vuelve a cerrar.
Intenta hablar bien.
Intenta pensar bien.
Intenta obrar bien.
Intenta comunicarse bien.
Intenta vivir bien.

Lo intenta todo. Siempre. Cada minuto, cada segundo lo invierte en hacer las cosas como ella piensa que está bien.
Con criterio, con cabeza, con sentido común, pero bien.

Hace un tiempo tomó una decisión que creía era lo mejor, que era lo correcto.
Continúa pensando que hizo bien, pero hay días, como este, en el que algún que otro pensamiento se escapa y al quedar libre deja volar su imaginación. Es entonces cuando surgen cuestiones como las que debate hoy; ¿Fue lo mejor? ¿Obró bien? ¿Hirió a alguien sin darse cuenta? ¿Se precipitó?
...
Lo hizo bien. A la larga fue lo correcto.
Como dije antes, era una situación insostenible. 

+

Llevo mucho sin escribir acerca de mis vivencias actuales... 
Antes las plasmaba sin pensar. Las palabras salían sin más. Pero ahora... ahora todo es diferente.

Con el tiempo he visto quién se queda y quién no. Quién regresa por unos días, quién se aprovecha, quién me hiere, quién ataca desde la oscuridad, quién sonríe sin maldad, quién critica por criticar, quién dice estar y nunca estar, quién juega, quién no, quién habla por hablar, quién promete para callar, quién no cumple, quién, en la medida de lo posible, más o menos sí.

Con el tiempo y desde siempre he visto cuánto he perdido, cuánto he ganado y, sopesando detenidamente mi situación, estoy mejor sola, en mi mundo, en mis pensamientos, en mi cubículo. Sola. Estoy mucho mejor así ahora que como estaba al principio de año.

¿La diferencia? Soy un poco más feliz. Estoy más tranquila. Me despierto sin tanto peso en los hombros; sin tantas ralladas, sin tantas cosas que pensar, sin tantos problemas.
Ahora puedo decir al 78% de seguridad que me conozco mejor. Puede que un poco menos, puede que un poco más, no lo sé. Pero noto que me conozco más.

Reconozco que era una situación insostenible.
No sé en que momento exacto me di cuenta de que no podía continuar así, pero lo cierto es que lo supe desde el principio -contradicción donde las haya-.


Que estés pasando por un mal momento en la vida no significa que sea el final.
Siempre hay algo por lo que dar las gracias; convertir lo negativo en positivo.
Llegué a un punto en el que me comía todo lo negativo que hay en mi vida, empecé a verlo todo muy negro y sentí que todo aquello podía conmigo. Pero cuando recapacité y me centré en mí misma vi que realmente tenía mucho por lo que volver a levantarme día sí y día también.
Creo que al final fue terapéutico tocar fondo, porque es en los peores momentos cuando te das cuenta de quién eres, qué quieres y qué harás para coger nuevamente los mandos de tu vida.


4 de septiembre de 2016

No hay mano amiga. No hay hombro en el que apoyarse. No hay consuelo. No hay sonrisa. No hay nadie que te escuche. No hay nadie que te ayude. No hay nada. Absolutamente nada.
¿Qué hay? Pena, llanto, soledad, melancolía, tristeza, vacío, trastornos, 
Porque ese intento de mantenerme en pie desaparece cada dos por tres.
Porque es difícil vivir cada día, despertar cada día. Sobrevivir cada día.
Porque aún más difícil es levantarse y mantenerse en pie. Y arrollador encontrar a alguien que te de esa paz y respiro que tanto necesitas.
Porque cuando estás en la mierda nadie se da cuenta. Nadie aparece. Mas sin embargo cuando brillas y todo parece ir a tu favor son los demás quienes quieren que compartas tu dicha y amor.
Amor.
HAMOR.
Creo que no ha podido existir nunca palabra más falsa y llena de contradicciones que esa.
Nunca.

3 de septiembre de 2016

Me di cuenta que esperarte significaba perder mi propio tiempo.
Me di cuenta que perdía mi vida.
Me di cuenta de que todo pasaba, que todo giraba, que todo cambiaba, menos la mía.
Mejor tarde que nunca, decía.
Mejor tras siete meses que dos años. 
Mejor que volver a perder la vida.

Archivos de mi pequeño mundo.

☼

INTENTO ESCRIBIR MIS MEMORIAS.

ESAS QUE TANTO ME HICIERON SENTIR.

PERO TENGO UN PROBLEMA; NO SÉ QUÉ PALABRAS ELEGIR...