Seguidores

8 de agosto de 2017

Demasiadas son las veces en las que quiero mandar a más de uno a la mierda.
Más de una las ganas de pegar, y ya ni cuento hacer desaparecer a aquellos sin alma de la faz.
Sois tan mierda. Tan nada...

Segundos. Minutos. Horas. Días. Semanas. Meses. Años... Todo pasa.
Y con ello lo que llevamos dentro. Lo que se suponía era real, verdadero, incuestionable y sobre todo, puro.

Las ultimas vivencias que he estado experimentando no han sido para nada positivas. O puede que si, pero ahora mismo no logro ver el Sol.
Alguien me dijo una vez que primero estaba mi salud y luego los demás.
O que, primero yo, segundo yo y tercero yo.
Ambos consejos los he estado evitando por mi absurda necesidad de ayudar a los demás y anteponer mi bienestar en pro de ellos.
Eso se terminó.
Por fin me he puesto por delante. Por fin quiero mejorar, volver a ser lo que era antes de tanta mierda...
Por fin... quiero ser yo. Solo yo y nada más que yo.

19 de julio de 2017

Tengo problemas. Lo sé. Aún los tengo. Y cada vez que intento arreglarlos es como si el universo se riera de mí y me diera una patada, queriéndome decir que de eso nada. Que aún me quedan mil paradas en mi agujero de la desesperanza.
Tengo problemas y ellos lo saben.
Por eso me invaden.
Por eso me encuentran...

20 de junio de 2017

¿Recuerdas cuando reíamos juntos? ¿Cuando no podíamos estar lejos el uno del otro? ¿Cuando nos enamoramos...?
¿Recuerdas cuando pasábamos la noche escuchando música en el coche, bebiendo lo que sea, incluso agua, solo por el simple hecho de estar. Estar, estar y no dejar de estar juntos...?
¿Recuerdas cuando me dijiste esas malditas dos palabras, ocho letras, tras una de las peores noches de mi vida en Nochebuena?
¿Recuerdas cuando me cuidabas? 
¿Recuerdas cuando me abrazabas?
¿Recuerdas lo que sentías cuando me mirabas?
No sé tú, pero yo sí. Y lo echo de menos. Demasiado.
A veces encuentro esas cosas, a veces te comportas igual que al principio. A veces...
Echo de menos a esa persona. Echo de menos no tener preocupaciones, ya que no me las dabas, ni yo a ti. Echo de menos tantas cosas que ya... ya no sé ni qué decir.
Te echo de menos a ti.
Me echo de menos a mi.
Echo de menos lo que éramos; nosotros contra todos. Todos contra nosotros. Solos tú y yo. Siempre.
Solo...

14 de junio de 2017

No sabes cuánto daño me haces.
No sabes cuánto he aguantado.
No sabes cuándo he aguantado las lágrimas de rabia y, no sabes cuándo he tragado...
Para que todo vaya bien. Para que a la larga se solucione todo. Para que estemos bien.
Pero ya veo que no. No se puede. O mejor dicho, TÚ no puedes. 
No sabes, no lo comprendes. No lo separas.
Y es ahí cuando me implicas, cuando me humillas, cuando lo pagas todo conmigo.
Es ahí cuando pienso en terminar todo cuanto he construido. Es ahí cuando para mí todo deja de tener sentido...

...

Todo es perfecto hasta que se conoce el verdadero ser de una persona.
Hasta que la ves en sus peores momentos.
Hasta que  ves cómo actúa bajo presión.
Hasta que ves cómo te trata bajo presión...
Todo cambia en ese momento. Nada vuelve a ser lo mismo. Todo deja de tener sentido.

Todo es perfecto hasta que se conoce el verdadero ser de una persona.
Todo, hasta que te das de morros con la realidad.

25 de mayo de 2017

Si no concibo el hecho de hacerte daño, ¿por qué me lo haces a mi?
¿Por qué me haces sufrir?
¿Por qué haces que debata sobre todo aquello que tengo en mi vida?
Si no te importo, si no quieres estar a mi lado, si no quieres estar junto a mi... ¿Por qué continúas aquí?

25 de septiembre de 2016

...

I hope that someday I could finally
 see you. And maybe have the
 occasion to hold you in my arms.

Me pregunto qué dolerá más; la indiferencia de esa persona que alguna vez significó el mundo entero para ti, o el hecho de saber que le diste un lugar tan importante en tu vida a alguien que simplemente nunca lucharía por ti.

☼

INTENTO ESCRIBIR MIS MEMORIAS.

ESAS QUE TANTO ME HICIERON SENTIR.

PERO TENGO UN PROBLEMA; NO SÉ QUÉ PALABRAS ELEGIR...