Seguidores

10 de noviembre de 2012

Que la vida no es color rosa, querida. Ni blanca o gris.
La vida es negra, estúpida y bastante injusta cuando se lo propone.
Ya sabías lo que se avecinaba, y sabías su reacción. Pero lo que no sabía es que por una conversación se podía terminar una relación.
Que es mi sangre, y le quiero, le echo de menos a más no poder. Y, sí, seguiré hablando con él.
Y si decides seguir en tu plan harás que me de igual, que ya no me importes más.
Porque las personas tenemos un límite, tesoso, y yo perdí la cuenta de hace cuánto lo superé.

Estoy harta de tus inseguridades respecto a mí. 
Harta de que controles hasta el más mínimo paso que doy.
Harta de ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

☼

INTENTO ESCRIBIR MIS MEMORIAS.

ESAS QUE TANTO ME HICIERON SENTIR.

PERO TENGO UN PROBLEMA; NO SÉ QUÉ PALABRAS ELEGIR...