Seguidores

10 de julio de 2015

Antes era una de las personas más positivas que podía existir.
Antes irradiaba luz, alegría, felicidad.
Antes mi paciencia no tenía límites. Dios... Cuantísimo podía aguantar...
Antes creía en los demás. Confiaba ciegamente en ellos, creía en la pureza de la humanidad.
Antes sonreía más. Pero de verdad.
Antes vivía más.

Pero como todo en esta vida, las personas cambian, evolucionamos, nos adaptamos.
Con esa evolución llegan los baños de realidad. Las heridas. La verdad.

Ahora doy gracias si puedo llegar al final del día con ilusión.
Ahora no sé lo que irradio. Tan solo intento ser yo.
Ahora mi paciencia se agota deprisa. Trabajo en ello, pero tiene su límite.
Ahora no creo en nadie. Confío solo en mi, y en ocasiones ni eso... Ahora me cuesta confiar.
Ahora sonrío para que me dejen en paz. Para tapar mis penas. Para no llorar.
Ahora vivo menos.
Ahora muero más.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

☼

INTENTO ESCRIBIR MIS MEMORIAS.

ESAS QUE TANTO ME HICIERON SENTIR.

PERO TENGO UN PROBLEMA; NO SÉ QUÉ PALABRAS ELEGIR...